Martín Fiz: “Por fin he ganado el maratón de Nueva York”

Martín Fiz Martín, campeón del mundo en 1995, de Europa en 1994 y bronce mundial en 1997, tenía una espinita clavada con la Gran Manzana. Sigue ostentando la mejor marca de los españoles en el maratón de Nueva York, con 2.12:03, pero nunca lo había ganado. Hasta el pasado domingo, cuando con un tiempo de 2.34:03 ganó la categoría de mayores de 50 años.En la actualidad tiene 52.

fiz

“Esta era mi quinta presencia en Nueva York (cuenta) En las ocasiones anteriores estuve arriba pero no llegué a rematar, por eso ahora me hace mucha ilusión llegar aquí y haber ganado esta categoría. Al fin me ha llegado la gloria, aunque sea 20 años después. Ya puedo decir que he ganado el Maratón de Nueva York, que suena muy fuerte”.

“Ya puedo decir que he ganado en Nueva York, que suena muy fuerte”

Porque Martín mantiene la ilusión y el coraje de siempre aunque ahora tiene, reconoce, objetivos adaptados a su edad. El vitoriano corre cada día 15 kilómetros aunque cuando prepara alguna carrera, como este maratón, puede llegar a los 25. “Pero lo más importante es que corriendo me siento vivo y feliz”, y por eso continúa.

Martín corrió dos veces en Nueva York entre los atletas de élite, y fue séptimo, en 1996, y noveno, en 1999, cuando marcó 2.12:03. Ahora ha tomado la salida en el grupo de populares, pero le queda algún privilegio.

“Tomo la salida y hago la carrera con los populares, pero el Maratón me da aparte un cierto trato especial como campeón del mundo que fui y porque cuando ellos ganaron el Príncipe de Asturias de los deportes, quienes ganamos el Europeo de 1994 les hicimos de embajadores y estrechamos lazos de amistad”.

Y en carrera “el ambiente es increíble. Los demás atletas me tratan con mucho cariño y respeto, y tantos años después sigo firmando autógrafos. Con la explosión del running que ha habido ahora, soy tan popular como antes”. Ese cariño le enorgullece porque se siente “tratado como alguien que he hecho historia en el atletismo”.

“Lo mas importante de todo esto es que corriendo me siento vivo y feliz”

El correr y la autoestima
Y como cabía esperar, Martín es firme partidario de la extensión de la costumbre de correr: “Tiene que ver con los hábitos de vida y con el stress actual. Te hace crecer la autoestima. Sin una persona acaba un maratón también es capaz de conquistar un puesto de trabajo y de que no se lo quiten”.

Y pondera la importancia de “la gran cantidad de mujeres que han sumado a esta costumbre. En España es importante pero si vamos a Nueva York vemos que con todo lo que hemos avanzado aquí en atletismo popular, en realidad solo estamos empezando en esto”.

Tras el final del maratón de Nueva York, el tiempo disponible hasta que el tráfico de la Gran Manzana volviera a tomar calles y avenidas sólo permite entregar sus galardones a los vencedores de la categoría absoluta.

Ayer, en ceremonia aparte, se entregaron el resto de trofeos y entre ellos la medalla que con orgullo lucirá desde ahora Martín Fiz. Que por supuesto seguirá corriendo porque está contento de sentirse “un referente para todo aquel que quiera correr, ya sea más joven o menos joven. La gente, ahora, necesita tener referentes”.

You May Also Like