LA PREVENCIÓN DE LESIONES PASA POR UNA BUENA PLANIFICACIÓN DEL ENTRENAMIENTO

En la consulta es muy habitual que nos visiten corredores lesionados cuando faltan entre 2 y 3 semanas para llegar al día de la carrera que hace tiempo que preparan. Y normalmente esta carrera es el objetivo principal de la temporada.

En la mayoría de los casos el motivo es porque han acumulado demasiada carga de entrenamiento, ya sea de volumen, intensidad y si hablamos de montaña, de desnivel.

En este último ciclo de entrenamientos a menudo el tiempo se echa encima y se quiere recuperar aquello que no se ha planificado correctamente.

Una gran parte de las lesiones en los corredores vienen dadas por querer hacer demasiado en poco tiempo.

Este concepto nosotros lo denominamos: Cuantificación del estrés mecánico.

La CEM es la cantidad de estrés que nuestros tejidos músculo-esqueléticos pueden soportar y que dependerá de la adaptación de nuestro cuerpo a este estrés mecánico.

A partir de aquí nos podemos encontrar que:

 

  • si estamos adaptados a cierto nivel de estrés mecánico y lo mantenemos, tenemos poco riesgo de lesión.
  • si además lo que queremos es ganar rendimiento el secreto está en aumentar progresivamente el estrés mecánico en nuestros tejidos durante los entrenamientos para crear nuevas adaptaciones y aumentar nuestras capacidades.
  • si aumentamos la cantidad de estrés mecánico sin ser progresivos sobrepasaremos nuestra tolerancia a soportar un estrés y de este modo fragilizamos nuestros tejidos y lo más probable es que nos lesionemos.

 

Así pues, para prevenir las lesiones hace falta una planificación de la temporada que nos permita definir los ciclos de más carga para ser progresivos y a la vez lograrlos teniendo en cuenta el objetivo principal.

 estreslesiones

Tonus Fisioteràpia

@tonustgn

You May Also Like