Confunden al ganador del maratón de Buenos Aires con un espontáneo

El argentino Marcelo Mastromarino fue instado a abandonar el recorrido por la organización, sorprendida porque no ganaban los keniatas

Confunden al ganador del maratón de Buenos Aires con un espontáneo

maratondebuenosaires.org

Mariano Mastromarino se convirtió este fin de semana en el nuevo ídolo de los amantes del maratón. Fue el primero en llegar a la meta en el de Buenos Aires y lo hizo por debajo de las dos horas y 16 minutos. La noticia tiene una anécdota que el atleta no olvidará en su vida.

El corredor, de 32 años, fue confundido con un espontáneo cuando adelantaba al pelotón de kenianos que estaba en cabeza de la carrera. Algunos de los organizadores, en moto y en bicicleta, se pusieron a su lado y le instaron a que abandonara la competición porque está alterando el normal funcionamiento de la misma. Dicho de otro modo, que era un intruso molesto.

El argentino, oriundo de la ciudad balneario de Mar del Plata, se indignó y logró, mientras corría, explicarles que estaba inscrito oficialmente y que a ese paso le iban a arruinar la carrera. Por fortuna, todo quedo en ese breve incidente y el hombre no sólo logró llegar a tiempo sino que lo hizo el primero.

Tra superar a los kenianos que además eran los favoritos y romper con el pecho la banda de meta, Mastromarino declaró. «Me encontré con los primeros sin esperarlo. Me di cuenta de que no tenían buen ritmo y pude superarlos. No me olvido más de este maratón».

El atleta confesó estar «contento y sorprendido». No es para menos, más de diez mil corredores se quedaron mucho más atrás, por las calles de Buenos Aires. «No creí que me podía sentir tan bien. En una carrera como ésta, pasas por muchas situaciones. Antes del kilómetro 21 no me sentía tan cómodo con el ritmo que estaba llevando. Después me acomodé y quedé contento», resumió.

Fuera de Londres 2012 por cuatro centésimas

El diario La Nación le entrevistó en un aparte y el hombre, orgulloso, aseguró. «Ellas (por su mujer, Mariana y su hija Morena), el resto de mi familia y mis entrenadores son los grandes responsables de que yo pueda hacer esto. Sin el apoyo de ellos sería imposible».

«No es fácil correr por debajo de 2:16. La idea era salir tranquilo y quedar cerca de esa marca. Pero aún estoy sorprendido por todo lo que pasó». Dicho esto, recordó que se quedó fuera de los Juegos de Londres 2012 por cuatro centésimas. «Me quiero sacar la espina en los juegos de Olímpicos de Río y con esta marca nos acercamos un poco. Me quiero sacar esa espina».

Fuente: ABC.es

You May Also Like